Ignominia planetaria

Acabo de ver una de las películas más valiosas e impactantes de los últimos años,  Beasts of no nation. En ella, los espectadores asistimos horrorizados al proceso de transformación de unos niños que se convierten en soldados de la(s) guerra(s) en África. Niños que deambulan de un lugar a otro, como zombies, matando a diestro y siniestro todo lo que encuentran a su paso.  Niños que se convierten en bestias. A diferencia de los animales salvajes que luchan por su supervivencia y eso da sentido a su conducta mortífera con otras especies, en este caso, por ser un aprendizaje antinatural, contrario al desarrollo moral de las personas consigue transformar a unos niños llenos de vida y potencialidades en unos cuerpos sin alma, traumatizados por las atrocidades que han infligido y que ellos han experimentado. La película se estrenó en 2015 y aunque está basada en una novela tiene una factura cuasi documental. No retrata unos hechos históricos, de tiempos pasados.  Son acontecimientos reales y actuales, de esos que los ciudadanos del primer mundo queremos minimizar, olvidar y en algunos casos, hasta negar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s